Página principal Radio en Vivo
Nuestra Radio Noticias Participar Temas Judaísmo Música Apoye nuestra tarea Our Radio
Envíe su mensaje a: Seguinos en: Martes, 23 de Septiembre de 2014
Frase de sabiduría judía: ''Debes saber que el verdadero valor de tus viajes, no radica en tu destino, sino en quién resultas a lo largo del camino''.

Radio Jai, felicita a su amigo y colaborador el profesor Shaul Hochberger por el nacimiento de su primer nieto acaecido en el estado de Israel. Mazal Tov!!!
ANTERIOR SIGUIENTE TODAS Proximamente Proximamente
19/12/2011
El Encendido de las Luces de Januká
Dónde Se Deben Encender las Luces. Cuándo Se Debe Encender y Por Cuánto Tiempo. Con Qué Se Debe Encender. Diferentes Reglas Referentes a las Luces. Quiénes Deben Encender y Cómo Se Enciende.
Compartir Seguí Fm Jai en Twitter
Compartir
Dónde Se Deben Encender las Luces

Las luces de Januká deben ser encendidas en la puerta de entrada próxima a la calle, para difundir el milagro. Si se entra a la casa directamente desde la calle, entonces las luces de Januká deben ser encendidas en la puerta de entrada a la casa. Pero si antes de entrar a la casa hay que pasar por un patio, entonces se deben encender en la puerta de entrada al patio.

Por otro lado, si la persona no vive en planta baja, entonces si su departamento tiene entrada directa desde el patio, él debe encender las luces de Januká en la puerta de entrada al patio. Pero si su departamento no tiene entrada directa desde el patio sino que él debe pasar primero por la casa de la planta baja, en ese caso las luces de Januká deben ser encendidas en la ventana que está orientada hacia la calle.

Respecto del encendido de las luces de Januká de quienes viven en edificios de departamentos, hay autoridades que opinan que es preferible encender dentro de los departamentos en la ventana que está orientada hacia la calle, mientras que otras autoridades consideran que es preferible hacerlo en la entrada del edificio.

Todas estas leyes hasta aquí explicadas tienen vigencia si no conlleva peligro alguno encender en la calle o en la ventana orientada hacia la calle, pero si existe peligro alguno, entonces se cumple con la mitzvá encendiendo dentro de la casa, aunque las luces no puedan ser vistas desde la calle.

Preferiblemente, las luces de Januká se deben encender a una altura de entre 30 cm. a un metro contando desde el piso de la casa. De todas maneras si se colocaron las velas por debajo de los 30 cm. o más arriba de un metro de altura, se cumplió con la obligación, siempre y cuando no se excedan de los 11,50 m. (aprox.), pues por encima de esta altura generalmente las personas no suelen mirar y no se estaría difundiendo el milagro de Januká.

Las velas de Januká se deben colocar dentro de los 10 cm. (aprox.) próximos a la puerta, del lado izquierdo de la persona que entra a la casa, para que quede la mezuzá a la derecha de la persona que entra a la casa y las velas de Januká a la izquierda, y de esa manera quedaremos rodeados de mitzvot. De ser posible, se deben colocar las luces de Januká debajo del marco de la puerta.

A pesar de que la costumbre es encender las luces de Januká en el bet hakneset (sinagoga) para difundir el milagro, recitando las bendiciones por el encendido, esto no exceptúa a la persona de encender en su casa, para así difundir el milagro de Januká.

Cuándo Se Debe Encender y Por Cuánto Tiempo

Distintas opiniones existen en lo referente al tiempo del encendido de las luces de Januká. Hay quienes opinan que se deben encender cuando se pone el sol, mientras que otras autoridades coinciden en que deben encenderse después de que salen las estrellas (véase ese horario en los calendarios judíos de las respectivas ciudades), y así acostumbran los judíos sefaraditas y muchos de los judíos ashkenazitas.

Si llegó el momento del encendido, está prohibido hacer cualquier cosa antes de encender las luces de Januká, inclusive estudiar. Antes de encender las luces de Januká se debe reunir a toda la familia para difundir el milagro.

Las velas deben ser suficientemente grandes como para que ardan como mínimo media hora (aprox.) después de la salida de las estrellas, y si encendemos con aceite, debemos calcular la cantidad de aceite necesaria para que las luces estén encendidas hasta ese momento.

En shabat, por cuanto que no se pueden encender las luces de Januká por la noche, estas deben ser encendidas en la tarde del viernes. En este caso, se encienden primero las velas de Januká y luego las de Shabat. De todas formas, no debemos apresurarnos encendiendo las luces de Januká antes de la pelag haminjá (una hora y cuarto solar antes de la salida de las estrellas).

Asimismo, en cualquiera de los días de Januká si la persona no podrá encender las luces de Januká en el horario correcto, entonces podrá adelantar algunos minutos su encendido, con la condición de que no encienda antes de la pelag haminjá. En estos dos últimos casos también se debe tener la precaución de disponer de velas lo suficientemente grandes - o aceite en suficiente cantidad - como para que permanezcan encendidas hasta media hora (aprox.) después de la salida de las estrellas.

Si no se han encendido las luces de Januká en el momento correcto, estas deben ser encendidas en cualquier momento de la noche. De todas formas, respecto del recitado de la bendición existen diferentes opiniones.

Con Qué Se Debe Encender

Es bueno tener una linda menorá (candelabro) para encender las luces de Januká.

Para encender las luces de Januká se puede utilizar cualquier tipo de aceite, cera o parafina. De todas formas, lo mejor es encender con aceite de oliva, ya que el milagro de Januká ocurrió con aceite de oliva. Si esto no es posible, entonces se debe encender con algún aceite que dé mucha luz y arda bien, o con velas de cera o de parafina, ya que su luz también es buena.

Todas las mechas pueden ser utilizadas para el encendido, pero lo mejor es la utilización de mechas de algodón. Además, no es necesario cambiar las mechas cada noche y pueden reutilizarse las de la noche anterior.

Diferentes Reglas Referentes a las Luces

En el momento del encendido deben estar las velas preparadas en el lugar apropiado y con la cantidad de aceite necesaria.

Si se colocaron las velas en un lugar donde hay viento y por ese motivo se apagarán, no se cumplió con la mitzvá y se debe encender nuevamente, pero sin decir la bendición. Es por eso que quien enciende las luces de Januká en el exterior, debe tener la precaución de colocarlas en una caja de vidrio que las recubra. Pero si se prepararon las velas de la manera adecuada y se colocaron en el lugar adecuado y de todas maneras las luces se apagaron por alguna razón casual, se cumplió con la mitzvá aunque no hayan estado encendidas media hora después de la salida de las estrellas.

Está prohibido tener provecho de la luz de las velas de Januká tanto durante los días de la semana como en shabat. Es por eso que además de encender el número de luces necesario, cada noche se debe colocar en la janukiá una luz más llamada: el shamash, y en caso de que alguien se olvide de la prohibición de la utilización de la luz de las velas de Januká, de todas formas, resultará ser que utilizó la luz del shamash y no la de las velas que tienen santidad.

Si las luces de Januká son encendidas mediante una vela, entonces esa misma vela que utilizamos para encender las luces de Januká también puede ser utilizada como shamash. El shamash debe estar alejado del resto de las velas para que se note que no pertenece al número de las velas, y además deber estar más alto que ellas.

Quiénes Deben Encender y Cómo Se Enciende

La costumbre es que la primera noche se enciende una vela, la segunda noche se encienden dos velas y se va agregando una vela por noche, hasta que en la octava noche se encienden ocho velas.

Los sefaradim acostumbraron encender una sola janukiá (candelabro de Januká) por familia, sin importar el número de integrantes que la compongan.

Sin embargo, los ashkenazim acostumbraron que cada integrante de la familia enciende una janukiá, excepto la esposa - que no enciende por ella misma, pues: "el marido y su esposa son como un mismo cuerpo". De todos modos, se debe tener la precaución de no encender todas las janukiot en el mismo lugar, para que se pueda ver claramente cuántas velas son encendidas cada noche.

No sólo los hombres mayores de 13 años, sino también las mujeres mayores de 12 años están obligadas a encender las velas de Januká, ya que ellas también participaron en aquel milagro. Es por eso que si en alguna familia el marido no encenderá - sea cual fuere el motivo - o en ese hogar no hay marido, en ese caso la mujer debe encender las velas de Januká recitando la bendición.

La persondebe tratar de estar en su casa en el momento del encendido de las luces de Januká, y quien no podrá estar en su casa en el momento del encendido debe consultar con una autoridad rabínica detallándole su caso.

La primera noche se enciende la vela que está en el extremo derecho de la janukiá. La segunda noche se enciende primero la segunda vela de la derecha y luego la vela que está a su derecha (en el extremo derecho), y así sucesivamente. Es decir que cada noche se agrega una vela y la vela que se agrega es la que primero se enciende, y luego se encienden las velas que falten para completar el número de días de la fiesta, de izquierda a derecha.

La primera noche antes de encender se recitan tres bendiciones:

Baruj Atá Ado-nai, Elohe-nu, Mélej haolam, asher kideshanu bemitzvotav vetsivanu lehadlik ner (shel) januká. (Bendito eres Tú, Ado-nai, D'os nuestro, Rey del universo, Quien nos santificó mediante Sus preceptos y nos ordenó encender la vela de januká).

Baruj Atá Ado-nai, Elohe-nu, Mélej haolam, sheasá nisim laabotenu baiamim hahem bazemán hazé. (Bendito eres Tu, Ado-nai, D'os nuestro, Rey del universo, Quien hizo milagros con nuestros padres en aquellos días en este tiempo).

Baruj Atá Ado-nai, Elohe-nu, Mélej haolam, shehejeianu vekiemanu vehiguianu lazemán hazé. (Bendito eres Tu, Ado-nai, D'os nuestro, Rey del universo, Quien nos ha hecho vivir, nos ha mantenido y nos ha hecho llegar hasta este tiempo).

Desde la segunda noche en adelante sólo se recitan las primeras dos bendiciones antes de encender las velas.

Después de encender las velas se recita el Hanerot halalu, y hay quienes acostumbran cantar la canción "Maoz Tzur". (JudaismoHoy.com)
Buscar en Radio Jai
MÁS NOTICIAS
Israel y Medio Oriente
Panorama Mundial
Caso Amia  |  Antisemitismo
Comunidades
TEMAS DE INTERÉS
Editoriales  |  Entrevistas
Cartas de Lectores  |  Más Radio
Artículos  |  Biografías
PARTICIPE
Su opinión nos interesa
Denuncias  |  Escribir al Director
JUDAÍSMO
Calendario Hebreo  |  Recetas
Literatura  |  Tradición
Radio Jai 96.3 Mhz - Valentín Gómez 2950 3º Piso - (54-11) 4862-1443 - jaicom@radiojai.com.ar
Copyright Radio Jai / 2005 - 2009 / Todos los derechos reservados