Radio en Vivo
Nuestra Radio Noticias Participar Temas Judaísmo Música Apoye nuestra tarea Our Radio
Envíe su mensaje a: Seguinos en: Domingo, 19 de Febrero de 2017
 Frangancias Cannon

Frase de la sabiduría judía: Vale más un fervor sin rezo, que un rezo sin fervor.


ANTERIOR SIGUIENTE TODAS Proximamente Proximamente
15/12/2016
RUSIA Y LA NUEVA GUERRA FRÍA
Desde la caída del Muro de Berlín en el año 1979 parecía que se abría un mundo nuevo en el que las ideologías habían muerto y era el fin de la historia, según lo proclamaba Francis Fukuyama. Nada más alejado de la realidad ya que este pensamiento se basaba en que había un solo bando vencedor desde el punto de vista político, económico y militar, que era EE.UU., y que el mundo se encaminaba hacia una sola ideología, que ya no existiría margen para las discusiones políticas ni ideológicas como había sucedido en épocas anteriores de la historia.
Compartir Seguí Fm Jai en Twitter
Compartir
Pero los hechos acontecidos desde entonces demostraron que los enfrentamientos y posiciones políticas diferentes entre los hombres hacen a la esencia humana.

En los últimos tiempos, se han visto cambios importantísimos que se creía impensables que ocurriesen ya que en la última década EE.UU. ha tenido una intervención menos activa en Medio Oriente, comparándolo con períodos precedentes y motivado, entre otras causas, por una dependencia energética de dicha zona que ya no es tal.

Esto se debe a que en la actualidad EE.UU. es el primer productor mundial de crudo del mundo. Este menor involucramiento en dicha zona produjo un vacío de presencia militar norteamericana, el cual ha sido muy bien aprovechado por su antiguo contrincante en la Guerra Fría, Rusia, país conducido por el líder Vladimir Putin, quien tiene apetencias de hacer resurgir la “Gran Rusia” y que desde la disolución de la U.R.S.S. ha dirigido con sus políticas directa e indirectamente a las ex repúblicas soviéticas. En un hecho reciente cuando Ucrania quiso formar parte de la OTAN y celebrar acuerdos de libre comercio con la Unión Europea, ello provocó que Rusia invada la Península de Crimea, territorio ucraniano y la anexe a su territorio. Rusia no iba a permitir que Ucrania, que era asiento de una base naval rusa, formara parte de la OTAN. El mundo asistió impávido a esta anexión territorial llevada a cabo a la fuerza por Putin, la cual revela hasta qué punto Putin concibe a dicho país como parte de su territorio, y a la OTAN y a Europa como enemigos estratégicos.

Para entender la firmeza de la posición rusa que fue tomada respecto de Ucrania se debe añadir que ha comenzado la construcción de un puente de 19 km de extensión que unirá la península de Crimea en el estrecho de Kerch con el territorio ruso en la península de Taman, a un costo de u$s 3.500 millones de dólares y que estará concluido para el año 2018. Ello consolida la unión definitiva de la península de Crimea con Rusia mediante la política de los hechos consumados. Otro punto importante a considerar y al cual Rusia leyó como un desafío importante a su propia seguridad nacional fue el hecho de que la OTAN instalara el escudo misilístico denominado Aegis Ashore en Rumania, puntualmente en la región de Deveselu, en el año 2016. Otro acontecimiento que proporciona más herramientas al mapa político en el cual Rusia sigue viendo a esta organización como un peligro estratégico a su propia seguridad. Otro tipo de política llevada a cabo por Rusia denominada "obligar al amigo", consiste en presionar directa e indirectamente con sanciones comerciales o restricciones energéticas a ciertos países para que apoyen sus políticas y se ha observado que cada vez que la Unión Europea hace alguna crítica o trata de condenar en foros internacionales a Rusia, el Presidente Putin como respuesta amenaza con subir el precio del gas que le vende a Europa, recordemos que el 40% del gas que consume Europa lo provee Rusia. Otro caso ha sido el de Turquía, que a partir del año 2015 padeció este tipo de políticas cuando Erdogan, su presidente, cometió el error de derribar un avión militar ruso que se dirigía a Siria a bombardear al Estado Islámico, en apoyo al régimen de Bashar Al Asad. La respuesta a esta acción por parte de Rusia fue la prohibición a los ciudadanos rusos de hacer turismo en Turquía, lo que representó para Turquía una importante pérdida económica. A su vez, el gobierno turco fue amenazado con una subida desproporcionada del precio del gas proveniente de Rusia si dicho país no aceptaba que se construyera un gasoducto que pasara por territorio turco hacia Europa, proyecto que estaría a cargo de empresas rusas. Turquía no tuvo elección, y el 10 de octubre de 2016 firmó el proyecto del gasoducto llamado Turk Stream, el cual tendrá dos ramales, uno para transportar el gas ruso hacia Turquía y el otro para transportar petróleo ruso hacia Europa a través de Turquía.

Siguiendo con su estrategia Rusia está apoyando fuertemente al gobierno Sirio, el cual está siendo atacado entre otros por el Estado Islámico. Esto es así por varias razones:

1. INTENCIÓN DE MARCAR UN LÍMITE A LA PRESENCIA NORTEAMERICANA EN MEDIO ORIENTE. EE.UU busca la caída del régimen de Bashar al Ássad y pretende reemplazarlo por un régimen más democrático. Por el contrario, Rusia le da su apoyo en el entendimiento que de continuar el mismo, la presencia rusa será más fuerte en Medio Oriente, en contraposición a la presencia norteamericana. 2. LUCHAR FRONTERAS AFUERA CON EL TERRORISMO ISLÁMICO. Rusia trata de evitar que terroristas islámicos de ascendencia rusa retornen a su territorio, pues si lo hicieran traerían sus métodos terroristas y podrían provocar una gran desestabilización en su propio país.3. NO PERMITIR LA CONSTITUCIÓN DE NINGÚN CALIFATO ISLÁMICO. Se calcula que en Rusia viven entre 21 y 23 millones de personas de fe islámica, cifra que año a año no deja de crecer. De suceder la constitución de un Califato provocaría una ola expansiva de adhesión dentro de Rusia.


Es importante entender que la política exterior de Rusia también está vinculada fuertemente a su actual situación económica. Desde el año 2014 los precios del petróleo han descendido un 50%, producto de la recesión económica mundial y la mayor oferta de recursos energéticos y otro motivo de gran relevancia es el hecho de que EE.UU. ahora es un enorme productor de petróleo y por ende, compra menos cantidad de dicho recurso. Recordemos que la mayor parte del PBI de Rusia está directamente relacionado con la exportación de recursos energéticos. Esta situación provocó una devaluación del rublo y una fuga de capitales que el propio Banco Central de Moscú estimó en u$s 400.000 millones de dólares, tras lo cual trajo aparejado un descenso del 10% de los sueldos y una pobreza del orden del 13%, lo que indica que una de cada 7 personas en Rusia es pobre. Rusia necesita seguir ejerciendo una influencia importante en países satélites para poder seguir exportando sus productos, por este motivo realiza las políticas que enumeramos anteriormente. Es en este panorama que hay que entender su visión de la Unión Europea, vista como enemiga económica en áreas y países que fueron históricamente de influencia Rusa. La Unión Europea no cesa en su pulseada económica con Putin con respecto a otras ex Repúblicas Soviéticas como Azerbaijan, Turkmenistan y Bielorrusia. Aunque estos países todavía no son prioritarios en el corto plazo para la Unión Europea.

CONCLUSIONES

Rusia, con el liderazgo de Putin, quien tiene una visión de retornar a la Gran Rusia Imperial, está volviendo a ser un actor de primera línea en el concierto internacional.

Ninguna decisión de importancia puede ser tomada por ningún país en Medio Oriente, Europa, Asia o en áreas sensibles que Rusia considere que pueden afectar su propia seguridad nacional, so pena de atenerse a consecuencias punitivas de todo tipo si lo hiciesen.

La situación económica internacional y muy especialmente los precios del petróleo y gas, cuyo descenso en los últimos años han afectado la economía rusa, explican su política del garrote amenazando elevar el precio del petróleo y gas a quien afecte sus intereses para no perder espacios económicos vitales para su economía.

La Unión Europea y la Otan, si bien no son vistas por Rusia como enemigos en los sentidos tradicionales, son y serán observados por Rusia minuciosamente sin dar lugar a ninguna acción que pueda comprometer sus propios espacios vitales y a ninguna situación que atente contra su seguridad militar y económica.

Por: Albert Ruskolekier
Buscar en Radio Jai
MÁS NOTICIAS
Israel y Medio Oriente
Panorama Mundial
Caso Amia  |  Antisemitismo
Comunidades
TEMAS DE INTERÉS
Editoriales  |  Entrevistas
Cartas de Lectores  |  Más Radio
Artículos  |  Biografías
PARTICIPE
Su opinión nos interesa
Denuncias  |  Escribir al Director
JUDAÍSMO
Calendario Hebreo  |  Recetas
Literatura  |  Tradición
Radio Jai 96.3 Mhz - Valentín Gómez 2950 3º Piso - (54-11) 4862-1443 - produccion@radiojai.com.ar
Copyright Radio Jai / Todos los derechos reservados